ANDROID, UN NUEVO ESPÍA EN NUESTRO DÍA A DÍA

18 abril, 2019
18 abril, 2019 Inma Gadea

ANDROID, UN NUEVO ESPÍA EN NUESTRO DÍA A DÍA

Parece ser que no vienen muy buenas noticias para los usuarios de Android. Una reciente investigación llevada a cabo por el Instituto IMDEA Networks y la Universidad Carlos III de Madrid, ha desvelado que este tipo de dispositivos móviles tienen un sistema operativo de Google que permite controlar/monitorizar al usuario accediendo a sus datos personales.

¿Cómo es posible?

Según han revelado, es a través de varias aplicaciones móviles ya preinstaladas. Esta investigación engloba más de 1.700 dispositivos Android de más de 214 marcas, unas cifras muy altas que han hecho saltar todas las alarmas.

Conforme ha ido avanzando la investigación, se ha descubierto que este “espionaje” va más allá, abarcando acuerdos comerciales entre vendedores de este modelo y terceros para la monitorización del usuario y publicidad online.

Mientras es espiado, éste desconoce la existencia de aplicaciones que se encuentran en su dispositivo dispuestas a obtener su información personal. Una práctica que violaría el derecho sobre su privacidad. Además, el usuario no podría eliminar estos actores del software con tanto facilidad, ya que es muy difícil deshacerse de ellos.

¿Cómo influye en el mercado?

Como apuntan las cifras en 2018, en España, ocupaba el 89,9%. Tres de cada cuatro “samrtphones” vendidos en Europa son Android, consiguiendo apoderase del 75,8% de los europeos.

Conociendo estos datos, podemos decir que muchos de los usuarios no son conscientes que al comprarse y encender su nuevo smartphone están siendo automáticamente espiados sin su autorización. Un hecho que afecta a la privacidad y a la protección de datos personales de cada persona.

Son ya más de 1.2000 empresas las que están involucradas, así como más de 11.000 librerías de terceros. Todas ellas tienen objetivos comerciales que intentan conseguir a través de servicios de publicidad y monitorización online.

Los fabricantes distribuyen diferentes versiones de Android, incluyendo aplicaciones que han sido creadas por ellos mismos o terceros: “Están son las conocidas aplicaciones preinstaladas sobre las que el usuario medio tiene los conocimiento para desinstalar o eliminar el dispositivo ni tampoco es posible verificar técnicamente la aplicación de los principios de protección de datos por defecto y desde el diseño”, dicen los expertos, asegurando que esto es una falta de transparencia en el proceso.

“La ausencia de un análisis académico y sistemático sobre los riesgos del software preinstalado en dispositivos Android ha motivado la ejecución de este estudio que viene a sentar las bases para la mejora de la calidad de estos productos y servicios que finalmente redundará en la confianza del usuario final” dicen los responsables de la investigación.